Prótesis oculares de vidrio

La prótesis ocular es el reemplazo estético del ojo, por la falta total o parcial del mismo, en personas que han sufrido un traumatismo o enfermedad grave en dicho órgano que ha obligado a su extirpación. Su uso es externo y es manejada por los mismos usuarios.

En 1561 Ambrose Pare fabricó el primer ojo de vidrio de uso intraorbitl. Varios siglos después, en 1850 Ludwig Muller-Uri talló una prótesis de vidrio de alta calidad y muy similar al ojo humano, que significó un gran avance en la elaboración de prótesis oculares

En 1939 Fritz Jardon comienza a fabricar prótesis oculares en acrílico, y rápidamente se dejan de tallar ojos de vidrio, ya que los polímeros son más durables y livianos que el vidrio, requieren menos mantenimiento, y evitan el riesgo de rotura.

El siguiente paso importante en la fabricación de prótesis oculares se da en 1969, cuando Lee Allen describe el método de "Técnica de molde impresión interna". Rápidamente este sistema de fabricación fue adoptado por los ocularistas, debido a que demostró aumentar la movilidad, disminuir la secreción, incrementar el confort y aumentar el tiempo de uso ssin necesidad de extraer la prótesis para su limpieza.

En la actualidad la mayoría de las prótesis oculares se fabrican con un material conocido como polimetilmetacrilato (PMMA) y, en menor medida con resinas de fotocurado, excepto en algunos talleres de Alemania y Austria donde aún se siguen haciendo de vidrio.